Gobierno de Chile

Programa Chile Indígena

I. ANTECEDENTES GENERALES

El Programa CHILE INDIGENA[1] es una iniciativa de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI)1 y tiene por finalidad contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de la población perteneciente a los Pueblos Originarios del país, promoviendo su desarrollo con identidad. Se entiende por desarrollo con identidad los esfuerzos realizados para mejorar las condiciones de vida de los pueblos originarios, que parten del respeto y consideración de sus culturas originarias, de sus saberes tradicionales y su cosmovisión y que cuentan con amplios espacios de participación y diálogo horizontal entre los pueblos y demás actores de la sociedad.

El periodo de ejecución de esta Programa comprende los años 2013 – 2018 y se enfoca en la problemática que existe respecto a la dificultad para generar procesos de desarrollo en la población indígena del país, a partir de sus propias definiciones y cultura, con el apoyo del Estado y que permitan avanzar en una sociedad más justa y que valoriza la multiculturalidad.

Por una parte, estamos frente a una población que mantiene una brecha importante respecto a los no indígenas en cuanto a condiciones de vida, acceso a servicios, ingresos, capitalización en sus sistemas productivos, entre otras carencias materiales.   

Por otra parte, se trata de una población afectada por  un fuerte proceso de aculturización, lo cual dificulta aún más el poner en práctica programas de desarrollo que se sustentan en la pertinencia cultural  y cosmovisiones de los pueblos indígenas.



[1]          El Programa CHILE INDÍGENA cuenta con la aprobación del Consejo Nacional Indígena de la Conadi (Acuerdo N°33/2012 de Primera Sesión Extraordinaria realizada el 20 de julio de 2012) y con la validación técnica de la Unidad de Evaluación Ex–Antes del Ministerio de Desarrollo Social.

 

 

II. POBLACION OBJETIVO

 

La población objetivo del programa CHILE INDÍGENA está constituida por los hogares indígenas que forman parte de las comunidades indígenas que no fueron focalizadas por el Programa Orígenes, en ninguna de sus Fases.

Dado que en la segunda fase del Programa Orígenes (año 2007) se focalizó al 100% de las comunidades indígenas de las regiones de Arica – Parinacota, Tarapacá, Antofagasta y Bio Bio, el programa CHILE INDÍGENA focalizará principalmente a aquellas comunidades indígenas de las regiones de La Araucanía y Los Ríos.

 

 

III. ESTRATEGIA DE LA INTERVENCIÓN

 

El primer elemento tiene que ver con la constitución de unidades territoriales, en función de criterios geográficos y culturales, donde se articulen las comunidades con troncos familiares comunes o provenientes de una misma comunidad tradicional y dividida por los procesos de formalización (personas jurídicas) gatillados con la Ley Indígena.

Estas comunidades se las integra sin proceso de selección por concurso, sino que por el solo hecho de no haber participado en ninguna de las fases del Programa Orígenes.

Constituidas las unidades territoriales, se inicia un proceso de formulación de un plan territorial, pasando por un diagnóstico, una planificación participativa, capacitación para la ejecución de proyectos definidos por las comunidades en su plan.

Para el financiamiento del plan, se le asigna a la unidad territorial un fondo proporcional al número de familias que la integran, el cual no es reembolsable, y es la unidad territorial la que a través de un proceso participativo de planificación da prioridades o asigna el fondo a los distintos proyectos que concretan el plan. Como apoyo a lo anterior, las comunidades accederán a recursos para asistencia técnica que apoye los procesos de elaboración del plan, la formulación y ejecución de proyectos, así como también para la buena gestión del fondo de recursos no reembolsable.

En esa misma línea, las organizaciones que forman parte de este grupo objetivo tendrán posibilidad de acceder a cursos de capacitación y formación de líderes (para fortalecer las capacidades y habilidades de los dirigentes y que les permita llevar a cabo un buen trabajo) así como también capacitaciones orientadas a habilitar para el trabajo, ya sea en los que actualmente desarrollan u otros en los cuales existen las potencialidades para acceder sean en el ámbito rural, periurbano o urbano propiamente tal.


IV.- COMPONENTES

Componente 1: Apoyo al Desarrollo Territorial con Identidad: Financia proyectos en Planes de Desarrollo Territoriales, orientados al fortalecimiento organizacional, revitalización cultural y desarrollo económico:

Componente 2: Capacitación de Trabajadores y Formación de Líderes: Brindar soporte (conocimiento y capacidades habilitantes) a los procesos de desarrollo llevados a cabo por las comunidades rurales en ámbitos cómo, planificación, manejo y resolución de conflictos, liderazgo, administración, negociación y debate. Y por otra parte apoyar a trabajadores indígenas rurales a mejorar sus oportunidades de acceso al trabajo y/o mejorar las condiciones de su actual trabajo.