Saltar Menú e ir a contenido de la página
Accesabilidad Universal
Reducir texto
Aumentar texto
Contraste

CONADI

Menú Principal
lunes 03 de diciembre, 2018

Comunidad indígena de Quellón avanza junto a Programa Chile Indígena de CONADI

Recientemente, la comunidad  mapuche huilliche “Oquealdan Chaiguao” de Quellón, Isla de Chiloé, inauguró su sede social la cual fue construida gracias al aporte del Programa Chile Indígena Conadi.

Más de 120 personas son las beneficiadas con este adelanto organizacional, el que permitirá reunir a la comunidad en capacitaciones, asesorías y reuniones. Esto fue conocido por el Encargado Nacional del Programa Chile Indígena Conadi, Juan Cañupán Carilao, en una visita a la comunidad donde conoció las iniciativas que estas familias planifican en el ámbito del turismo local.

En nombre de la comunidad, su presidente José Abel Neum Arteaga afirmó que “el Programa nos ha apoyado fuertemente en economía indígena y habitabilidad, y como territorio dejamos un restito para hacer esta sede que nos hacía falta porque hasta ahora lo único que teníamos era un fogón. Hoy tenemos un lugar donde reunirnos que tiene combustión lenta, lavaplatos y una cocina. Estamos muy agradecidos del Programa Chile Indígena CONADI por la oportunidad de estar y que nos permitieran planificar y comprar lo que queríamos, con lo que demostramos que las comunidades sí podemos hacer un buen uso de lo que nos entrega el Gobierno”, señaló.

En la actualidad, esta comunidad mapuche huilliche junto a otras como Tutil y Chilcol de la misma comuna, piensan concretar la denominada “Ruta del Pajarito”, iniciativa turística que quiere mostrar y relevar la tradicional elaboración de artesanías en fibra vegetal de junquillo, manila y totora, como de otras fibras presentes en el sector.  El uso de este material, afirma el dirigente, es ancestral “ya que las primeras poblaciones usaron esta técnica para tejer sus canastos de pesca y recolección de frutos, como para la confección de embarcaciones en el caso de la cultura Chono, siendo una tradición que se ha transmitido de generación en generación.”, precisó.

El deseo de estas comunidades es crear una itinerancia turística entre comunidades que permita a los visitantes, nacionales y extranjeros,  conocer y aprender el arte de la cestería indígena, y generar una nueva alternativa de ingreso para las familias del lugar.

Para el Encargado Nacional del Programa Chile Indígena, Juan Cañupán Carilao, “estos esfuerzos son de admirar en esta comunidad y en todo el territorio, siendo éstas las iniciativas que como Programa apoyamos porque implican no sólo un aporte a las familias en lo económico y organizacional en el caso de la sede, sino que van en la línea de la revitalización de las tradiciones culturales milenarias, por lo que valoramos la iniciativa tanto del Fogón del Rewe como esta Ruta del Pajarito que esperamos en los próximos meses ver concretado”, concluyó.