Saltar Menú e ir a contenido de la página
Accesabilidad Universal
Reducir texto
Aumentar texto
Contraste

CONADI

Menú Principal
lunes 15 de abril, 2019

CONADI y Artesanías de Chile realizaron exitosa experiencia con textileras mapuche en la comunidad Temulemu de Traiguén

La experiencia educativa permitió conectar a los niños de la escuela y sus familias con las tradiciones ancestrales del pueblo mapuche.

 

En la comunidad mapuche de Temulemu, comuna de Traiguén, se realizó la tercera semana educativa que contempla el proyecto “Artesanías en la Región de La Araucanía”, iniciativa que busca sensibilizar a niños, jóvenes y a la comunidad local con la artesanía mapuche gracias al financiamiento de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena, CONADI.

El objetivo de estas actividades consiste en fomentar el conocimiento, valoración y preservación de la artesanía indígena mapuche en las comunidades escolares pertenecientes a establecimientos públicos de las comunas de Traiguén y Temuco, por medio del aprendizaje y socialización de los saberes ancestrales relacionados con la textilería tradicional mapuche, de hecho, en marzo recién pasado se realizaron dos semanas educativas en Temuco (Boyeco y Pedro de Valdivia).

“Esta es una excelente iniciativa que CONADI financia a través de nuestro fondo con la Fundación Artesanías de Chile, institución encabezada por la Primera Dama, y que en esta oportunidad pudimos llevar hasta la comunidad de Temulemu, liderada por el lonko Juan Pichún, para conocer la historia de las artesanías, las formas en que trabajaban sus antepasados, lo que constituye un enriquecimiento cultural para la vida de los niños mapuche”, señaló Eduardo Yáñez, Encargado Nacional del Fondo de Desarrollo de CONADI.

Conocimiento ancestral

“Gracias a esta actividad, las personas mayores de nuestra comunidad pudieron ir a su memoria, hacer una reconstrucción histórica de nuestro pasado, y por otro lado tuvimos una proyección para que los niños puedan conocer este tipo de artesanía que tiene un significado más allá del producto, pues se trata de un conocimiento ancestral, hay una lectura, un kimun (conocimiento) detrás de cada telar, eso es lo significativo y que debemos seguir fortaleciendo”, explicó Juan Pichún Collonao, lonko de la comunidad Temulemu.

“Es muy satisfactorio el trabajo realizado en la Escuela de Temulemu gracias al apoyo de la Fundación Artesanías de Chile y de CONADI, pues hemos visto que este programa, la semana educativa, tiene excelentes resultados en establecimientos urbanos y rurales, además de considerar a los alumnos junto a sus familias y autoridades tradicionales de sus comunidades”, dijo Margot Espinoza, Jefe de UTP de Traiguén.

“Nos dimos cuenta de que aquí hay un trabajo muy completo de lo que es la textilería a nivel nacional, lo que nos permitió proyectarnos con los niños sobre la importancia de la textilería en la cultura de nuestros pueblos. Al tratarse de una actividad guiada tiene un sentido bastante pedagógico, lo que permite a los niños trabajar con materiales que no conocían, pero en el taller utilizaron, palparon y olieron las diferentes formas de tejidos que existen. Agradecemos la oportunidad de traer esta experiencia a nuestra comunidad porque vino a remover la memoria de nuestros antepasados, lo que demuestra que se puede recuperar todavía nuestra cultura a nivel comunitario y familiar”, agregó Carlos Huaiquilao, profesor de la Escuela Temulemu.

“Me gustó aprender a tejer porque mi abuelita y mi bisabuelita tejían. Ahora me gustaría enseñarle a tejer a otras personas, porque así se conserva la cultura mapuche, y que se sigan haciendo este tipo de actividades para que otros niños tengan la oportunidad de aprender y conocer nuestra cultura. Ahora tenemos un proyecto: tejer un trarilonko para mi tío abuelo fallecido, el lonko Pascual Pichun”, explicó la alumna Britney Pichún.

“Tengo varios años de experiencia y trabajar esta semana con los alumnos de la Escuela Temulemu fue muy gratificante, fueron muy acogedores. Estoy agradecida de las personas de la misma comunidad que nos acompañaron, del interés que mostraron los niños, y por eso entrego gustosa parte de mi conocimiento para ellos. Estar en una escuela de campo me recordó mi niñez. Esta semana practicamos el teñido con fibras naturales, pero el tiempo se nos hizo muy corto, esperamos que el colegio pueda seguir haciendo estos talleres”, explicó Isabel Currivil Nahuel, textilera mapuche.

“Esta fue una gran experiencia, con participación de niños y adultos interesados en aprender. Es muy gratificante darse cuenta de que estamos enseñando algo que se estaba perdiendo. Además, estoy orgullosa de ayudar a preservar nuestra cultura a través de la enseñanza de estas técnicas artesanales”, señaló la textilera mapuche Carolina Huaiquinao.

Cabe destacar que la realización de estas cuatro semanas educativas realizadas en La Araucanía tiene su origen en un convenio firmado entre la Fundación Artesanías de Chile y CONADI en 2018, con el fin de implementar el proyecto “Apoyando el desarrollo local mediante el fomento y puesta en valor del patrimonio artesanal indígena en comunidades educativas de las comunas de Temuco y Traiguén, 2018”.