Saltar Menú e ir a contenido de la página
Accesabilidad Universal
Reducir texto
Aumentar texto
Contraste

CONADI

Menú Principal
En la Región de Los Ríos CONADI apoya a emprendedoras urbanas para potenciar sus negocios
miércoles 27 de diciembre, 2017

En la Región de Los Ríos CONADI apoya a emprendedoras urbanas para potenciar sus negocios

La Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI) en la Región de Los Ríos se encuentra cerrando la ejecución de los proyectos adjudicados en el concurso “Apoyo al emprendimiento y/o microempresas indígenas urbanas 2017”.

 

Este concurso busca potenciar y promover el fortalecimiento de emprendimientos y microempresas indígenas urbanas que rescaten, promuevan o desarrollen las culturas indígenas y/o que tengan relación directa con actividades productivas de la población indígena empleadas para la generación de ingresos y así contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de quienes las realizan.

Costura y confección

Una de las beneficiarias es Paulina Ailef, modista que desde hace 15 años se dedica a las costuras y a la confección de delantales, disfraces y trajes variados, entre otros trabajos. Gracias a los recursos obtenidos de CONADI mejoró la implementación de su taller, ubicado frente al Cementerio Municipal de Río Bueno. 

“Estaba tan contenta que cuando me subí al bus el chofer me preguntó si me pasaba algo. Le conté que había recibido una noticia muy buena y me dijo que se me notaba la alegría en la cara”. Así recuerda el día  en que viajó a Valdivia desde Río Bueno para formalizar la adjudicación de fondos del programa de CONADI “Apoyo al emprendimiento y/o microempresas indígenas urbanas 2017”. 

Su proyecto fue uno de los 60 seleccionados en la región de Los Ríos, presentados por emprendedores de 10 comunas, los que recibieron financiamiento por hasta $2.000.000. “Compré una máquina bordadora y encargué que me hicieran un mueble con repisas para guardar las telas y una mesa especial para mi trabajo, más larga y con cajoneras”, explica la modista, que a sus 69 años se siente entusiasmada por seguir creciendo con su taller y aprendiendo nuevas técnicas a través de tutoriales en Youtube. 

“Con la nueva máquina puedo bordar nombres y hacer diseños especiales, ya sea para delantales, gorros, entre otras cosas”, agrega. Con ello espera dar un mejor servicio a su amplia clientela, que abarca desde vecinos que solicitan arreglos sencillos como parchado o corte y bastas de pantalones, hasta diseño y confección de trajes especiales y delantales para colegios, universidades, institutos y hospitales, porque los encargos no solo llegan de Río Bueno, sino que también de Paillaco, Valdivia, Osorno y Puerto Montt. 

Comida a domicilio

En la misma ciudad, Carmen Gloria Uribe Curifil espera con ansias el permiso municipal para poder estrenar su flamante carro de comidas, recién llegado de Santiago. “Nunca esperé que iba a poder ser beneficiada con esto, hay muchas personas postulando, así que para mí es un logro bastante grande y una tremenda alegría”, confiesa esta emprendedora que actualmente elabora y entrega comida a domicilio y que gracias a este proyecto podrá generar ingresos adicionales para mejorar la calidad de vida de su familia, conformada por dos hijos de 2 y 7 años de edad. “Mi idea es instalarme todos los domingos en la Feria de las Pulgas de Ejército Libertador con Blanco Encalada, y vender mote con huesillos,  milcao, completos y papas fritas”, puntualiza. 

Además del carro y utensilios, con los recursos entregados por CONADI, Carmen Gloria pudo financiar uniformes y adhesivos que exhiben el nombre de su emprendimiento en mapudungun: Tañi Kewün Lof (“Mis sabores de mi lugar”).

Joyería contemporánea

Otra beneficiaria es Andrea Silva-Olavarría, orfebre y una de los principales referentes regionales de la joyería contemporánea. Los recursos obtenidos de CONADI los utilizó para mejorar sus condiciones de trabajo y el servicio que ofrece a sus alumnos, lo que consideró compra de sopletes y diversas herramientas para acelerar el proceso de fundición de metales; y también para desarrollar nuevas técnicas de trabajo en su taller que funciona en Valdivia. "En el rubro de la joyería todo es caro, entonces poder ganar un fondo para mejorar lo que hacemos es un avance significativo", explica.

Como parte de la nueva etapa de su emprendimiento gracias al respaldo de CONADI, pretende implementar un curso de joyería mapuche donde participará como asistente técnico de un especialista invitado al taller; y la creación de una beca para personas de ascendencia mapuche que deseen aprender joyería contemporánea. Ambas propuestas espera concretarlas durante 2018.

Un spa para ti

En San José de la Mariquina, Carla Quena inició hace aproximadamente un año un servicio de masajes a domicilio, una propuesta innovadora con la que apunta a mejorar la calidad de vida de sus vecinos. Gracias a los fondos de CONADI pudo hacer un cambio significativo en su propuesta, habilitando un espacio en su propia casa para trabajar. El contar con esta habitación da más comodidad para los usuarios que optan por sus masajes de relajación, descontracturantes, con piedras calientes y fango, entre otros servicios de su emprendimiento llamado SPA Para Ti.

"Poder trabajar en un lugar fijo es mucho mejor, ya que pude adecuarlo a las condiciones que necesito para ofrecer un servicio mucho más completo, con silencio y espacio para la comodidad de las personas. Sin duda que es un gran avance que ahora espero complementar con las visitas a domicilio", explica.

60 familias

Junto con destacar a estas beneficiarias, el Director Regional de Conadi, Pedro Mauricio Huenulef Oporto, señaló que “las 60 familias favorecidas estan distribuidas entre diez comunas de la región, las cuales tuvieron una inversion de $106.903.970 para sus emprendimientos. Esperamos que este incentivo genere un impacto importante es sus vidas, ya que el Gobierno de la Presidenta Michel Bachelet ha querido dar un fuerte apoyo a estos emprendimientos, demostrando con hechos concretos el compromiso y ejercicio real de los derechos al desarrollo integral  de los  pueblos originarios.  Esto se demuestra a  través de diferentes rubros que son ejecutados por nuestros beneficiarios, siendo los más recurrentes, corte y confeccion, construcción y mueblería, artesania y preparación de alimentos, todos integrando un sello cultural a sus emprendimientos”.